Nuestro país está viviendo la más profunda y transversal crisis de los últimos 30 años y observamos con pesimismo e incredulidad, que todos los actores sociales llamados a encontrar solución a las graves problemáticas que nos afectan